¿Te gustaría formar parte de Ayres?

Postula

Guardia acreditado por el O.S.10 de Carabineros de Chile para vigilancia y disuasión.

El guardia certificado está apto y capacitado para ejecutar rondas de vigilancia, controlar accesos y reportar sobre la detección de condiciones de riesgo o de vulnerabilidad en el recinto. Su formación especializada y certificación garantizan que posee las habilidades y conocimientos necesarios para desempeñar estas funciones de manera efectiva y profesional.

Las rondas de vigilancia que realiza el guardia certificado son esenciales para mantener la seguridad del recinto. Estas rondas permiten una supervisión constante de las instalaciones, asegurando que no haya áreas desatendidas y que cualquier actividad sospechosa sea detectada de manera oportuna. Durante estas rondas, el guardia inspecciona puertas, ventanas, y otras posibles entradas, así como áreas estratégicas donde podrían ocurrir problemas. Su presencia regular y visible actúa como un disuasivo para posibles delincuentes, contribuyendo a la prevención de incidentes.

El control de accesos es otra responsabilidad crucial del guardia certificado. Al gestionar y supervisar quién entra y sale del recinto, el guardia garantiza que solo personas autorizadas tengan acceso. Esto implica verificar la identificación de visitantes, mantener registros detallados de entradas y salidas, y asegurarse de que los procedimientos de seguridad se sigan estrictamente. El guardia debe estar atento a cualquier irregularidad o intento de acceso no autorizado, actuando con rapidez para abordar cualquier situación que pueda surgir.

Además de sus tareas de vigilancia y control de accesos, el guardia certificado está entrenado para identificar y reportar condiciones de riesgo o vulnerabilidad dentro del recinto. Esto incluye la detección de fallas en los sistemas de seguridad, la identificación de áreas que requieren mejoras, y la observación de comportamientos inusuales que podrían indicar un problema potencial. Los informes detallados que proporciona el guardia son vitales para la gestión de la seguridad, permitiendo que se tomen medidas correctivas de manera oportuna y efectiva.

La capacitación que recibe el guardia certificado abarca una amplia gama de habilidades, desde técnicas de patrullaje y manejo de situaciones de emergencia hasta la comunicación efectiva y la elaboración de informes. Su capacidad para mantener la calma bajo presión y su conocimiento de los protocolos de seguridad aseguran que pueda responder adecuadamente a cualquier incidente.

En resumen, el guardia certificado es un componente esencial en la estrategia de seguridad de cualquier recinto. Su capacidad para realizar rondas de vigilancia, controlar accesos y reportar sobre riesgos y vulnerabilidades garantiza un entorno seguro y protegido. Gracias a su formación y dedicación, el guardia certificado desempeña un papel crucial en la prevención de incidentes y en la protección de personas y bienes.

Más de 100 empresas han confiado en nosotros

Hablemos
lines